Anterior julio Siguiente
L M X J V S D
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5
  • Días con agenda

La cuarta ruta paisajística organizada por la Diputación ha permitido descubrir el origen de la piedra utilizada en el Acueducto

El Berrocal, un peculiar y hermoso paisaje granítico de Ortigosa del Monte, caracterizado por la presencia de grandes bloques, bolos y tolmos de piedra distribuidos por toda la zona y de donde se extrajeron los sillares para construir el Acueducto de Segovia, ha sido el itinerario elegido para cerrar el ciclo de rutas paisajísticas de invierno organizado por el Área de Promoción Económica de la Diputación. Un ciclo desarrollado a través del Convenio de Educación Ambiental suscrito entre la Institución provincial y la Consejería de Medioambiente de la Junta de Castilla y León y que ha permitido a casi 200 senderistas disfrutar del deporte al aire libre, practicar el senderismo y conocer el entorno natural de la provincia.

La cuarta ruta paisajística organizada por la Diputación ha permitido descubrir el origen de la piedra utilizada en el Acueducto

En esta ocasión han sido cuarenta los caminantes que han recorrido los 12 kilómetros de la ruta propuesta a través de ecosistemas de robledales, fresnedas y encinares, que han estado acompañados por los guías Jorge Fernanz Gómez y Rubén Martín Carretero. de la empresa Tenada del Monte, S.C, especialista en actividades de Educación Ambiental, ecoturismo y ornitología. Entre los caminantes de esta jornada se encontraba la diputada de Cultura y Juventud, Sara Dueñas.

La excursión ha comenzado en el pueblo de Ortigosa del Monte, tomando el viejo "Camino de Fuentemilanos". A los pocos metros la expedición ya empezó a encontrarse con algunos de los numerosos bloques de piedra que salpican la zona hasta que se llegó a la verdadera cantera, en el corazón de El Berrocal, con enormes bolos de granito muy redondeados y tolmos en la que los excursionistas se "perdieron" en este laberinto monolítico, dominado por los robles y en el que se mezclan encinas, fresnos, arces, majuelos o rosales silvestres. 

Los más avezados se pudieron encaramar a alguno de los más grandes y avistar, tras orientarse, Otero de Herreros al sur, con su iglesia, La Mujer Muerta, al este, y al norte y al oeste, lastras calcáreas en cuyas laderas crecen numerosas encinas y quejigos. También en la lejanía, hacia el noreste, se podía apreciar la silueta de la catedral segoviana.

Al retomar el camino de suave descenso, se ha llegado al pie de las laderas del periodo geológico del Cretácico, que enlazan El Berrocal con lastras calcáreas culminantes. Coincidiendo con el límite norte del paraje, también se pudo avistar una antigua mina de cobre, con algunas muestras verdes de malaquita.

El regreso se ha realizado por el mismo itinerario, aunque los más exploradores eligieron el paso que recorría el Río Herreros aguas arriba a media ladera para adentrarse de nuevo en el Berrocal y de ahí volver al punto de partida.  

A pesar de que esta marcha hubo de ser pospuesta por inclemencias meteorológicas (estaba prevista para finales de marzo) ha contado con una buena inscripción y el tiempo apacible esta vez sí que acompañó.

Tras completarse el circuito de invierno con las rutas a Martín Muñoz de las Posadas el día 17 de febrero, el Cañón de Valdehornos, de Carrascal del Río, el 3 de marzo y la de la "Senda al Fondo Del Mar", en Mata de Cuéllar el pasado sábado 14, el Área de Promoción Económica ya trabaja en otra edición de rutas para primavera, con la que se espera obtener, al menos, la misma buena respuesta de participación.